Redacción 

Colombia.- Una joven de Medellín, Colombia, denunció a través de redes sociales la existencia de una red de pederastia que opera a través de una cuenta de TikTok, en la que se hace pasar por la actriz y cantante mexicana Karol Sevilla, conocida por ser la protagonista de la telenovela juvenil ‘Soy Luna‘.

De acuerdo con Carolina Hernández, quien reportó la cuenta identificada como @karol_sevillaluna2, la cual intentaba obtener imágenes de contenido erótico de su hermana menor de 9 años. «La ley de Colombia, como no violaron a mi hermana, como no lograron hacer lo que querían hacer, porque al parecer es una red de tráfico de niños y de pedofilia, se queda en una tentativa», denuncia Hernández, que critica que no se pueda hacer nada contra las personas que están detrás de este perfil.

La perversa historia comenzó cuando la menor inocentemente se creó una cuenta de TikTok y empezó a seguir a quien creía que era la famosa cantante, Karol Sevilla, la cual la siguió de vuelta. Luego de charlas a través de mensajes privados, la persona detrás del perfil buscó engañar a la mejor con un presunto concurso que consistía en responder una serie de preguntas y enviar unos videos.

Sin embargo, lo que evitó que esta pequeña cayera en manos equivocadas fue que la persona exigía que no se le dijera nada del concurso a sus padres, ya que solo podía contarlo una vez hubiera terminado el concurso. Ante la negativa de la menor, el presunto pederasta incluso buscó manipularla cuestionando si era una «verdadera fan» y asegurando que incluso buscaba hacerla famosa.

«Llamamos a la Fiscalía, llamamos a la Policía, al Gaula [fuerzas especiales de Colombia]», afirma Hernández sobre la reacción de la familia cuando la pequeña les contó lo que estaba sucediendo. Así, explica que crearon un perfil falso de una niña de 10 años, comenzaron a seguir al perfil sospechoso e inmediatamente entablaron conversación: «Fue todo un operativo con ayuda del Gaula».

Fue entonces cuando pudieron comprobar la crudeza de los retos propuestos. Hernández muestra en sus videos capturas de pantalla de las conversaciones entre esa cuenta y la supuesta niña de 10 años, donde se pueden leer mensajes tan explícitos como estos:

«Mándame un video mostrándome toda la ropa que tienes puesta ahorita, tanto por fuera como la que tienes adentro. Que se te vea bien».

«Graba video pero sin música, solo con la cámara de tu celular. Hazla bien si quieres que seamos buenas amigas. Graba quitándote esa ropa y ponte la blusa y un short o pantalón, quiero verte toda».

«Muy bien. Ahora graba un video, ponte en cuatro patas como perro y tus pompis ponlas hacia la cámara y empieza a mover la cintura. El short te lo debes de subir lo que más puedas, que se te meta por detrás».

Hernández recalca que «es una cuenta con demasiados seguidores, que crece aproximadamente 10.000 seguidores a la semana». Además, critica que han reportado a TikTok y «de todas las maneras posibles» y, aún así, la cuenta no se cierra. Ahora, tras la polémica levantada desde que la joven hiciera su denuncia pública, el perfil ya no se encuentra disponible.

La intención de la joven es ayudar a otras personas para que no les pase lo mismo: «Para que tengan cuidado con sus niños, con sus primos y sus sobrinos. Hoy los niños chiquitos ya la mayoría tienen TikTok, tienen redes sociales y el manejo de estas es demasiado delicado», dice.

El hilo de la joven en Twitter se ha hecho viral y ha recibido comentarios de miles de personas. Entre ellas destaca la conocida periodista colombiana Mónica Fonseca, que ha tachado de «gravísimo» lo sucedido.

También se han puesto en contacto con Hernández instituciones como el Centro Cibernético Policial de Colombia o representantes del Congreso. Al parecer, el número de teléfono asociado a ese perfil de TikTok sería de Ecuador, lo que dificulta aún más las investigaciones.

*Con información de RT

LC