Óscar Jiménez

Guanajuato.- En el primer trimestre de 2020, la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) dirigió 17 recomendaciones al rector general de la Universidad de Guanajuato (UG), Luis Felipe Guerrero Agripino, por violaciones a derechos humanos de alumnos, docentes y directivos, a través de acciones en distintas áreas de la institución.

La UG es la institución que más observaciones acumuló en el periodo, pues de 60 que la PDHEG emitió en total enero-marzo, la máxima casa de estudios concentró casi una tercera parte –el 28%-, para incluso superar las que recibió la Fiscalía General del Estado o cualquier corporación policíaca.

Documentan acoso sexual, laboral y desatención

El 6 de marzo, la PDHEG dirigió nueve recomendaciones al rector general, Luis Felipe Guerrero Agripino, derivado del expediente de queja 183/18-A que interpusieron alumnas y docentes del campus León, contra maestros y directivos por acoso sexual, laboral y reiteradas omisiones para investigar y sancionar a los acosadores.

El organismo informó que de la investigación se determinó que la UG no salvaguardó integralmente los derechos humanos de cuatro alumnas, tres docentes y una activista defensora de los derechos humanos de las mujeres, tal y como lo mandata el Parámetro de Regularidad Constitucional.

El rector general Guerrero Agripino aceptó las recomendaciones que contemplan medidas con perspectiva de género y derechos humanos, y señalaron a profesores y personal administrativo, aunque hasta el mes de julio no las cumplimentó en su totalidad.

…y hay más casos de discriminación

En febrero, la PDHEG emitió ocho recomendaciones al rector general radicadas en tres expedientes, que derivaron de quejas de colaboradores y un alumno.

El primero –expediente 026/17-E– se dio a partir de la nula atención del director del Departamento de Estudios Multidisciplinarios de la División de Ingenierías del Campus Irapuato-Salamanca, Eduardo Cabal Yépez, a una petición de la coordinadora de enseñanza del inglés, que solicitó cambiar su situación contractual.

Tras las indagatorias, la PDHEG documentó que la UG violó el derecho de petición de la quejosa, enmarcado en el Artículo 8 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, lo que motivó que dirigiera dos recomendaciones al rector Guerrero Agripino, para que instruyera a Cabal Yépez a dar pronta respuesta al caso.

Otra queja interpuesta por un colaborador de la UG se integró en el expediente 107/19-B, tras la remoción del secretario académico de la División de Ciencias de la Vida (DICIVA) en el Campus Irapuato-Salamanca, solo porque sufrió un accidente vascular, y pese a que no le dejó secuelas neurológicas –caso que correo dio a conocer en su edición del miércoles-.

La PDHEG concluyó que la UG transgredió el derecho de igualdad y no discriminación.

Este caso motivó cuatro recomendaciones, entre ellas iniciar un procedimiento administrativo contra el director de la DICIVA, José Mario Mendoza; así como disculparse con el quejoso y reincorporarlo a su puesto e indemnizarle.

Solo quedó pendiente de cumplir la última recomendación, relacionada con elaborar un programa de formación y capacitación sobre el derecho a la igualdad y la no discriminación.

Otras dos recomendaciones fueron emitidas con base en el expediente 267/18-A, por agravios a un alumno que en diciembre de 2017 manifestó que le había sido aprobada la posibilidad de presentar en cuarta oportunidad la materia de Estructuras de Aceros, pero en febrero de 2018, le cancelaron la opción de examen.

La PDHEG concluyó que se trató de una violación al derecho de seguridad jurídica, por lo que pidió ofrecer una disculpa al estudiante, y capacitar al personal de la UG en materia de derechos humanos respecto a la interpretación de normas.

“Se necesita garantizar que no volverá a ocurrir”

Luego de que la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) acreditó discriminación en contra del exsecretario académico de la División de Ciencias de la Vida en el Campus Irapuato- Salamanca de la Universidad de Guanajuato, la diputada del PAN, Libia Dennise García Muñoz Ledo, señaló que es necesario establecer políticas públicas al interior de la casa de estudios para garantizar de manera irrestricta que esto no vuelva a ocurrir.

“El caso que se acreditó ante la propia PDHEG de discriminación por una condición de enfermedad deja claro que todavía tenemos mucho por trabajar y particularmente en la Universidad de Guanajuato. Creo que se hace más patente al ser una instancia educadora, debe hacer estos mecanismos, estos postulados en cuanto a la no discriminación en todos sus ámbitos, desde directivos, profesores, pero también los alumnos”, indicó.

La también integrante de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, celebró la resolución emitida por la PDHEG es necesario que todas las instancias fomenten la no discriminación.

Libia García mencionó que el rector general ha sido muy perceptivo a las problemáticas que se han presentado en la comunidad universitaria y se han visibilizado problemáticas que necesitan una atención inmediata como los casos de hostigamiento y acoso sexual.

La legisladora de Acción Nacional mencionó que por el actuar de una persona no se puede juzgar a una institución, sin embargo, este caso debe generar un área de oportunidad para fortalecer las capacitaciones en torno a erradicar la discriminación.

“Estamos hablando de la UG, pero en general de todas las instituciones públicas, vale la pena que nos sigamos capacitando y que sigamos impulsando la igualdad”, externó.