Redacción

León.- Nuevamente la Dirección de Fiscalización y Control en un operativo canceló diversas fiestas  de cumpleaños; esta vez actuaron en comunidades y en la periferia de la ciudad.

En la comunidad Loza de los Padres, cancelaron una fiesta de XV años donde había cerca de 800 invitados.

Presuntamente fue un reporte ciudadano lo que alertó a las autoridades municipales, así acudieron al lugar inspectores y corroboraron el reporte, para luego solicitar a los organizadores la suspensión del evento ya que no están permitidas por la pandemia.

Te podría interesar: Rebaza Guanajuato los 40 mil contagios y las 2 mil 600 muertes

‘Frenan’ más fiestas

Otras dos fiestas de quince años fueron canceladas, una de ellas en la colonia Peñón de Medina y otra en Santa Rosa Plan de Ayala, en la primera hubo 300 invitados, en la segunda cerca de 450.

Se sumó a las cancelaciones una fiesta de cumpleaños en la que había 400 personas, ésta era llevada a cabo en Los Ramírez, así como una fiesta de aniversario con 250 invitados en Soledad de La Joya.

Durante la semana de los festejos patrios -en cinco días- fueron suspendidas 34 fiestas, donde no se tomaban las medidas de salud, además de que la población las realiza pese a que no están permitidas.

Además, Fiscalización y Control suspendió seis bailes sonideros en los que había hasta 350 personas.

Finalmente, se levantaron cuatro actas a restaurantes bares por no cumplir con las medidas de sanidad.

En cinco meses la Dirección General de Fiscalización ha suspendido 310 eventos, 228 de los cuales fueron fiestas y 82 correspondieron a bailes sonideros.