Últimos suspiros

Diego Álvarez
Enviado especial

Agonizan los Juegos Olímpicos, pocas horas quedan de la justa veraniega pero una intensa actividad deportiva nos depara este día en una cartelera donde prevalecen algunas posibilidades de medalla para la delegación mexicana.

Justo cuando quedaban muy pocas esperanzas de preseas para México, aparece en el panorama ‘Lupita’ González, que abriéndose camino en el hirviente asfalto caliente y resistiendo el embate de las oponentes chinas, consigue un histórico logro deportivo para el país.

Pero la hazaña deportiva no es la única lección que brinda la marchista, ahora convertida en heroína nacional. Dignas de enmarcar son las declaraciones que brinda después de la competencia. Sin triunfalismos, con autocrítica y ambición, palabras de ganadora.

Con esa plata, segunda presea para México, uno vuelve otra vez la mirada a la agenda de la delegación mexicana con la esperanza de encontrar candidatos a medallistas en el cierre de las competencias. El taekwondo y clavados son las opciones restantes más fuertes.

La doble medallista olímpica, María de Rosario Espinoza, carga ahora la responsabilidad de sacar la casta por el equipo mexicano de taekwondo, del que se tenían mayores expectativas y que al momento van con las manos vacías.

Germán Sánchez e Iván García también tienen presión extra para evitar que los clavados mexicanos se vayan en blanco, por primera vez en varias justas olímpicas. Una presea, de cualquier color, le quitaría los reflectores a los fracasos, sobretodo, de Paola Espinosa y Rommel Pacheco.

Otra mexicana que entrará en acción, también en las últimas justas, es la abanderada nacional, Daniela Campuzano, en la prueba de ciclismo de montaña. Con pocas opciones de medalla se espera haga una buena competencia.

Por parte de los atletas guanajuatenses, solamente queda la participación del leonés Daniel Vargas, en la prueba del maratón, que se correrá mañana en la zona centro de Río de Janeiro. Con escasas probabilidades de quedar siquiera entre los 10 primeros lugares, el leonés compite contra sus propios tiempos y buscará hacer un buen papel en la justa, a la que le costó llegar sangre sudor y lágrimas.

Por lo pronto Río ya se alista para bajar el telón de los juegos, los boletos están agotados desde hace meses en las taquillas y en el sitio de venta oficial, pero durante esta semana algunos brasileños, ofertan entradas para la fiesta final en el Maracaná.