Redacción

Reino Unidos.- Romanee y Sam Rondeau-Smith, de Guildford planeaban su boda en julio, pero debido a la pandemia del coronavirus, su fiesta no pudo realizarse como lo habían pensado, por lo que tuvieron otra idea para que sus amigos y familiares pudieran estar con ellos.

A pesar de las restricciones, los novios organizaron la particular celebración y hubo fotos hasta con un perro.

Según las normativas del país solo se permitía la presencia de 14 personas de las 100 que pensaban invitar. Fue ahí cuando surgió la idea a partir de una curiosa anécdota: «Una de mis amigas vive en Nashville y no podía asistir al casamiento, por eso propuso en broma enviarnos su foto de cartón a tamaño real», contó Romanee.

También te puede interesar:VIDEO: Dan intensa golpiza a ladrón… ¡con un machete!

La idea le encantó a la organizadora de la boda, que encargó 48 figuras de cartón para reemplazar a los invitados que no pudieron asistir.

La divertida ocurrencia tuvo más repercusión de la esperada: «Fue perfecto. Fue realmente relajante. No estuvimos decepcionados para nada. Estoy segura de que en algún momento haremos una gran fiesta», expresó Romanee.

Las fotos del casamiento se viralizaron en cuestión de horas en redes sociales. La pandemia no pudo con el amor, ni con los invitados.

RC