Redacción

Nacional.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó la posible escasez mundial de la vacuna contra la influenza.

A través del comunicado, se debe dar prioridad a los ancianos y trabajadores de la salud para la inmunización.

Ha habido una mayor demanda y ahora escuchamos que algunos países que están tratando de obtener la vacuna contra la influenza no pueden hacerlo”, explicó la doctora Ann Moen, jefa de Preparación y Respuesta a la influenza de la OMS.

Advirtió la peligrosidad de la influenza de cada año, señalando que se han emitido una serie de recomendaciones respaldadas por el Grupo Asesor Estratégico de Inmunización (SAGE) para la vacunación durante el COVID-19.

“Sobre la base de una serie de consideraciones, que incluyen aliviar la carga adicional sobre los sistemas de atención médica y las poblaciones vulnerables y administrar suministros potencialmente limitados de vacunas contra la influenza, SAGE ha recomendado y respaldado en la última semana que los trabajadores de la salud y los adultos mayores sean los grupos de máxima prioridad para la vacunación contra la gripe durante la pandemia de COVID-19″, agregó la experta.

Los cinco grupos clave de riesgo son: las mujeres embarazadas, niños, personas con afecciones médicas subyacentes, adultos mayores y trabajadoras de la salud.

La influenza estacional afecta en todos los países y da un resultado hasta mil millones de casos, de tres a cinco millones de casos graves y, en promedio, de 290 mil a 650 mil muertes anuales relacionadas con problemas en las vías respiratorias.

AC